Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Representantes del personal médico de Paraguay, Honduras y México condenaron las carencias de equipo médico, los ataques al personal desde la sociedad y desde el Gobierno, así como la corrupción que saca provecho durante la pandemia del Covid-19.
“No teníamos infraestructura para enfrentar esta terrible enfermedad, no nos estaban dando el agua, que es algo imprescindible para el lavado de manos, no teníamos áreas limpias. El 70 por ciento de personal de enfermería se contagió al quitarse los equipos”, dijo el vicepresidente del Colegio de Médicos de Honduras, Samuel Santos.
Añadió que han tenido que dar una batalla legal para que obtener los insumos y que en este momento en Honduras, los médicos aún esperan la respuesta de la Suprema Corte a un amparo para que el Gobierno garantice la vida y la salud de los médicos.
Durante el conversatorio por web “El Costo de Curar”, organizado por Amnistía Internacional, Sandra Peniche, de Servicios Humanitarios de Salud Sexual y Reproductiva, de Mérida, alertó que con el confinamiento las mujeres sufren más violencia, y que los servicios de salud están sólo enfocados al Covid-19.