Para evitar que los contribuyentes sean víctimas de prácticas indebidas, la Prodecon recomendó cambiar constantemente la firma electrónica proporcionada por el SAT. La dependencia alertó sobre un aumento en los casos de uso indebido de firmas electrónicas fiscales en México, los cuales han afectado a más de 50 contribuyentes en el país. Estas firmas han sido utilizadas sin autorización para realizar trámites fiscales como la devolución de saldos a favor y la emisión de facturas.
Estas prácticas han sido llevadas a cabo por diversos actores, incluyendo contadores y personas cercanas al contribuyente, como parejas. Por lo tanto, se recomienda cambiar la firma electrónica de manera periódica, especialmente al cambiar de contador. Incluso en casos donde no se realice un cambio de asesor, se sugiere renovar la firma como medida de seguridad adicional.
Es crucial que los contribuyentes no compartan su firma electrónica con terceros y que, en caso de detectar uso indebido, presenten una denuncia formal ante las autoridades competentes. La Prodecon subrayó la importancia de la vigilancia constante y la educación en materia de seguridad digital para evitar ser víctimas de fraudes fiscales.
Además, hizo un llamado a las autoridades fiscales para que refuercen las medidas de seguridad en torno a las firmas electrónicas y proporcionen orientación adecuada a los contribuyentes sobre cómo proteger sus datos fiscales de manera efectiva.