Otra extorsión telefónica en la que nuevamente un adolescente era víctima, logró ser frustrada por la Policía Cibernética y policías estatales en el municipio de Asientos, Aguascalientes.
Todo se originó cuando aproximadamente a las 19:30 horas, un hombre que vive en el poblado de Ciénega Grande, municipio de Asientos, se comunicó al número de emergencias 911 para pedir ayuda, ya que aparentemente habían secuestrado a su hijo de 16 años y le estaban pidiendo 200 mil pesos por liberarlo.
Al presumir que se trataba de un secuestro virtual, los policías estatales y policías preventivos de Asientos se trasladaron al domicilio de la víctima, donde al platicar con el padre de familia, éste les narró que desde las 13:00 horas su hijo había salido a realizar una tarea, pero desde ese momento ya no había podido localizarlo.
Es el caso que en el transcurso de la tarde comenzó a recibir llamadas telefónicas donde le informaban que lo tenían secuestrado y para poder liberarlo tenía que hacer el depósito de la fuerte suma de dinero.
Con apoyo de la Policía Cibernética y mediante mensajes SMS a su teléfono celular, se logró establecer que se encontraba en el poblado de Los Álamos, donde finalmente fue localizado y asegurado.
El jovencito argumentó que en el transcurso de la tarde recibió una llamada de un sujeto que dijo ser comandante del CJNG, quien le acusaba a él de haber reportado unas camionetas con sicarios y que debido a ello los policías estatales los habían capturado. Posteriormente, le dieron instrucciones de dirigirse a la plaza principal del municipio de Loreto, Zacatecas, donde debería de permanecer sin tener contacto con alguna persona, ya que de lo contrario iban a matar y a decapitar a toda su familia.