La última semana no fue nada sencilla para los Rieleros de Aguascalientes que entre cambio de peloteros por llamados a selecciones, suspensiones, lesiones o temas extra-diamante han tenido que cambiar diversas ocasiones de line up. Esto se suma a que el calendario fue duro estos días al enfrentar a dos de los mejores equipos de la zona norte, llevándose cinco derrotas consecutivas incluida una accidentada, peleada y barrida serie ante los Toros.
El Riel llegaba al tercero de la serie ante los Mariachis buscando evitar la segunda barrida consecutiva después de la doble derrota del sábado. Para ello confiaron en Néstor Molina que antes de ayer no había tenido suerte en sus aperturas con marca de 0-2, a pesar de tener un buen par de salidas. Ahora todo se acomodó para que los Rieleros volvieran a sonreír consiguiendo un triunfo que, si bien no esconde la complicada semana, llena de confianza para volver a Aguascalientes.
El partido comenzó cuesta arriba ya que Adrián González conectó sencillo por el jardín izquierdo que fue el primer batazo productor del día, al permitir que Beau Amaral anotara poniendo enfrente a los locales. El gusto le duró poco a Mariachis que se vio alcanzado en la pizarra en la alta de la segunda con un cuadrangular solitario de Marc Flores que significó su cuarto del año. En el cuarto rollo llegó la voltereta para Rieleros con un impacto de Juan Carlos García que la defensiva de Mariachis no supo contener ni a dónde sacar los outs, lo que le permitió tanto a Marc Flores como a Eliezer Ortiz anotar, poniendo dos de diferencia entre ambas novenas.
La fiesta ofensiva la cerró Bryan Mendoza que consiguió su primer jonrón de la temporada con buen batazo sobre el jardín central que significó la cuarta carrera del Riel, que terminaría ganando por pizarra 4-1, consiguiendo llevarse el juego de consolación de la serie y cerrando una semana muy difícil con cinco derrotas y una victoria. Este triunfo también fue el primero del año para el venezolano Néstor Molina que cumplió con una labor de 6.1 entradas en las que permitió 9 imparables y 2 pasaportes, pero solo una carrera limpia, además de dos chocolates. El salvamento fue para Linder Castro que tuvo un gran relevo al lanzar 2.2 entradas recibiendo solo un hit y ponchando a cuatro rivales para amarrar esta victoria que es importantísima para el ánimo del equipo que regresará a Aguascalientes para medirse otra vez a Mariachis, pero ahora en casa.