Liliana Castillo Rivero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-De las 327 unidades de salud abandonadas que la actual administración encontró, casi la mitad, 153 ya se recuperaron, señaló Carlos Sánchez Meneses, titular de la Unidad de Coordinación Nacional de Infraestructura y Rehabilitación de Establecimientos de Salud del Insabi.
De ellas 111 son centros de salud y 42 hospitales, detalló.
Informó que los estados en los que el Insabi ha recuperado más hospitales son Oaxaca, Guanajuato, Michoacán, Sinaloa, Guerrero, Quintana Roo y Yucatán.
El funcionario señaló que aún quedan 174 obras por recuperar, de ellas 114 son centros de salud y 60 son hospitales, los cuales están ubicados en 26 entidades.
REFORMA publicó que para rescatar los 327 hospitales y clínicas abandonados o a medias que heredaron de administraciones pasadas se requería sólo para las obras que son viables, 14 mil 600 millones de pesos.
Algunas obras fueron iniciadas desde hace 18 años con tintes políticos y sin planeación, incluso 74 unidades no estaban ni registradas en el sistema oficial como corresponde.
Además, se reportó en un primer diagnóstico, unas 160 unidades médicas estaban en estatus de inviables.
De acuerdo con Sánchez Meneses, como parte del Programa de Conservación y Mantenimiento 2019-2024, durante 2019 se rehabilitaron mil 796 establecimientos de salud, en 2020 mil 313 unidades médicas y en 2021, 796 centros de salud.
Para 2022 y 2024 se tiene proyectada la renovación de dos mil 500 centros de salud y 92 hospitales, para alcanzar un total de seis mil 286 establecimientos de salud rehabilitados.
Por otra parte, durante la Semana Nacional de Infraestructura Transformadora realizada en la Cámara de Diputados, señaló que en la pandemia el Insabi y la Sedena operaron 32 hospitales en 17 entidades federativas.

¡Participa con tu opinión!