Fernanda Carapia
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Un cachorro de la raza pitbull fue apedreado, violentado y abandonado en la calle porque, según la gente, estaba embrujado.
El animal presenta sarna, razón por la cual habitantes de Tequisquiapan, Querétaro, pensaban que estaba poseído. Don Beto y su esposa, salvaron al cachorro, de tan solo 6 meses.
La pareja se puso en contacto con el refugio animal Buenos Chicos, en Guadalajara, cuyo personal acudió este fin de semana a Querétaro por el can.
«Es muy triste lo que ellos viven y no lo merecen, lo llevamos al veterinario para iniciar su tratamiento», comentó Fabiola Ávila, directora de Buenos Chicos.
Además de la sarna, el animal presentaba desnutrición y golpes causados por las piedras. Ya inició su tratamiento.
El rescate, tratamiento y rehabilitación de éstos y otros perros rescatados por Buenos Chicos requiere de recursos que Ávila y su equipo no tienen.
Si deseas apoyar a Buenos Chicos a seguir con su labor, puedes comunicarte con Ávila al teléfono 331-319-4606.