Tres canes que habían sido arrojados al interior de una noria de ocho metros de altura fueron rescatados por elementos del H. Cuerpo de Bomberos del Estado y fueron, posteriormente, entregados a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente, la cual se encargará de su resguardo y respectiva investigación sobre lo sucedido para dar con los responsables.
Lo anterior se registró, luego de que personal de Proespa solicitara el apoyo de los Bomberos del Estado para rescatar a los animales, debido a que, previo reporte, supieron que estos habían sido arrojados de manera intencional al interior de un pozo, ubicado en un predio conocido como La Parcela, en la comunidad de Santa María de Gallardo, en el municipio capital. Al estar al tanto de la situación, los tragahumo se trasladaron al sitio del reporte, donde ubicaron a los canes y procedieron a realizar las maniobras para rescatarlos, por lo que ingresaron con una escalera, así como con una transportadora, en la cual colocaron a los tres animales, tratándose de dos hembras y un macho, los cuales se encontraban, además, en malas condiciones.
Los perros fueron valorados por los veterinarios inspectores, quienes determinaron que presentaban un cuadro de deshidratación y fueron entregados a la patrulla ambiental. Dichos canes estarán en resguardo de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente hasta su recuperación, donde también continuarán las investigaciones correspondientes.

¡Participa con tu opinión!