Frente al entorno sanitario vigente en México y en el mundo, los gobiernos Estatal y Federal deberían adelantar sus “planes de choque” para este mes de marzo, abril, mayo y junio como una estrategia para impulsar la actividad económica y generar una dinámica de movimiento en el mercado interno.
Así lo expresó Alberto Aldape Barrios, director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial. “Sí se requieren programas e incentivos económicos a la parte productiva, como que todo el presupuesto considerado para el ejercicio 2020 en materia de desarrollo de infraestructura y las compras de Gobierno se inviertan en este primer semestre y no a lo largo de todo el año”.
A su vez, dijo que las empresas si no cuentan con líneas de crédito abiertas a tasas fijas deben buscar las alternativas para aprovechar oportunidades de mercado. De igual modo los emprendedores deben aprovechar los programas de incentivos del Gobierno del Estado para este primer semestre, los cuales deben ser accesibles, sencillos de operar y suficientes.
Finalmente, Aldape Barrios consideró crucial que la sociedad en general no entre en pánico en materia de salud y financiera. “En la parte económica, (se debe) mantener una economía familiar sana reduciendo los gastos hormiga”.