Las autoridades estatales y municipales en materia de seguridad principalmente, pero también los ciudadanos, tendrán que ser más precavidos y cuidar sus pertenencias, pues es probable que dentro de poco se tenga un repunte en la delincuencia común, como son los robos en sus distintas manifestaciones, comentó el diputado local, Enrique García López.

Se debe reconocer que en los últimos meses, particularmente debido a la pandemia del COVID-19 y al confinamiento en que se estuvo, se registró una baja en los delitos, pero la situación económica también se vio mermada en todos los hogares, por lo que no se descarta un aumento en el índice de robos.

El hecho de que muchas personas hayan detenido su actividad laboral por prácticamente dos meses y medio, además de que otros recibieron la mitad de su salario o menos, así como que también comienza a haber despidos, hacen la situación complicada y esto también se reflejará en lo social, por lo que tendrá que haber más prevención ante un probable aumento en la ola delictiva.

Por eso se debe reconocer que en Aguascalientes como en otras partes del país, los gobernantes hayan determinado reactivar la economía al echar a andar las empresas, con lo que no sólo se podrá mitigar el tema económico, sino también los temas de seguridad pública.

Como integrante de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso del Estado, García López expresó la conveniencia de que ninguno de los municipios deje de invertir en infraestructura en materia de seguridad pública, y que haya mayor coordinación, pero también más participación de la ciudadanía.

Pero la misma sensibilidad que se ha tenido a nivel estatal y municipal, se esperaría que la hubiera de parte de la Federación, pero no ha sido así, pues justo ahora en que la población está sensible ante el tema de la pandemia, ha promovido la militarización de la seguridad, aunque es una instancia que en Aguascalientes ha mostrado apertura y coordinación con las autoridades locales y se espera que así continúe.