Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Ciudadanos mexicanos se manifestaron ayer contra los ataques de Israel a los territorios palestinos en la Franja de Gaza y, en general, contra lo que llamaron el “genocidio palestino” y la “limpieza étnica” que -aseguraron- ejecuta el Estado israelí desde hace más de 70 años en Medio Oriente.
“¡No es un conflicto, es un exterminio!”, gritó más de un centenar de ciudadanos en el Monumento a la Revolución de la Ciudad de México.
Desplegaron banderas de Palestina y carteles, y leyeron discursos en solidaridad con el pueblo palestino y contra los recientes ataques de Israel que desde el lunes han causado más de 126 muertos, incluso niños, y ha desplazado a más de 10 mil palestinos, de acuerdo con Naciones Unidas.
“Ante el silencio y la complicidad de los Gobiernos con Israel, los ciudadanos hablamos”, dijo Pedro Gellert, fundador de la Coordinadora de Solidaridad con Palestina.
El mexicano aseguró que los ataques que el Ejército israelí ejecuta con el pretexto de acabar con la organización palestina Hamas, considerada terrorista, son desproporcionados debido a que la respuesta es con bombas y cohetes artesanales y que, además, han sido motivados por la pretensión de Israel de desalojar a palestinos.
Los manifestantes reclamaron que el Gobierno mexicano cancele la compra de armamento y equipo tecnológico a Israel y que la empresa Cemex suspenda la venta de cemento para construir el muro contra los palestinos en la Franja de Gaza.
En la movilización participaron colectivos como Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel (BDS), Partido Comunista Mexicano, el Comité Universitario de Solidaridad con el Pueblo Palestino y también del Grupo Internacionalista, así como musulmanes conversos, hombres y mujeres que llevaban pañuelos y velos árabes.
“Venimos a pedir que el Gobierno mexicano haga un embargo militar a Israel porque le compra armas, asesorías para la policía y hasta software para vigilar y todos esos recursos se regresan para continuar con la opresión al pueblo palestino”, dijo Ana Rosa Moreno, de 32 años, coordinadora del BDS.
“Vine porque están matando a niños, están matando bebés y se escudan en que es una cuestión religiosa cuando es una cuestión política”, acusó Paola, una musulmana mexicana de 43 años, que cubría su cabeza con un velo.
En la manifestación se leyó un comunicado de la Delegación Especial de Palestina en México en conmemoración de los 73 años de la Nakba o “Catástrofe”, como se denomina al éxodo palestino provocado por la guerra árabe-israelí de 1948.
“La actual situación de violencia tiene su origen en la ocupación militar y en la política israelí de expansión, colonización y limpieza étnica en el territorio palestino ocupado”, sostuvo el comunicado.
Sobre la plaza del Monumento los manifestantes también pintaron una bandera palestina.