Tras la sentencia recibida para el ex director del IEA, Francisco Chávez Rangel, la iniciativa privada celebró que casos como el ejercicio indebido del servicio público, no queden impunes y que al contrario, se castigue cualquier acto irregular, expresó el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Manuel Ávila.

El líder empresarial precisó que al tenerse los fundamentos suficientes para deslindar responsabilidades como sucedió contra el ex director del Instituto de Educación de Aguascalientes, deben llegar hasta las últimas consecuencias. Afirmó que desde el sector empresarial, siempre repudiarán a funcionarios desleales que atenten contra la función de servir dignamente a los ciudadanos.

Lo mismo sucede con los señalamientos en contra de los ex legisladores locales, acusados de haber simulado pagos millonarios por servicios, los cuales también deberán de ser investigados por las autoridades correspondientes para poder fincar responsabilidades. Agregó que lamentablemente la falta de pruebas en ocasiones así como de denuncias formales, limitan para que actos de corrupción sean castigados, pidiendo que en caso de que las indagatorias tomen su cauce, sean siempre apegadas a derecho.

Así lo dijo:
«Como empresarios estamos en contra de todo acto de corrupción privada o pública. Estamos contra el uso indebido de los recursos públicos y del mal desempeño de los funcionarios de cualquier orden de Gobierno», concluyó. Juan Manuel Ávila, presidente de Coparmex Aguascalientes.