En vísperas de las elecciones, el Pastor de la Diócesis, Juan Espinoza Jiménez, apeló a los candidatos a no dejarse llevar por la seducción del poder o el título, sino por el «deseo de servir a la sociedad». Es tiempo de promover una sociedad justa y pacífica, respetando los valores humanos y el desarrollo social, es decir, que las propuestas no sean una lucha, ni un ataque o denigración hacia los contrincantes.
De igual modo, el Prelado exhortó a los ciudadanos a mantenerse vigilantes durante el período electoral que se avecina, ya que suele prevalecer el clientelismo político, la desinformación y la manipulación. Por esta razón, se debe trabajar por un voto informado y activo.
Asimismo, destacó la responsabilidad de los votantes en discernir entre las promesas electorales y la realidad, indicando que el acto de votar es esencial para el cambio y la mejora de las condiciones actuales en el estado y el país.
El líder religioso hizo un llamado especial a aquellos mayores de 18 años que poseen credencial de elector para que participen activamente en las elecciones del 2 de junio, rechazando la indiferencia y la resignación ante resultados aparentemente predecibles. «Las estadísticas son una cosa, pero no son la verdad. El resultado se da con votos», afirmó.
El Obispo de Aguascalientes criticó las promesas excesivas frecuentemente ofrecidas por los candidatos, sugiriendo que muchas de ellas no se materializan. Instó a los votantes a examinar críticamente las propuestas y a considerar qué es lo más beneficioso para el país, el estado y el municipio.
Además, Espinoza Jiménez abordó varios problemas nacionales como la violencia, los desafíos ambientales y las deficiencias del sistema educativo, señalando la necesidad de un cambio significativo en estos ámbitos para mejorar la sociedad.