Vicente Flores
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El 75 por ciento de lo reportado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto a los costos de cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) es erróneo, aseguró Arturo Herrera, Secretario de Hacienda.

“En toda auditoría puede haber errores, pero este no es el caso. En el caso del reporte de la Auditoría Superior de la Federación fue la no utilización de criterios contables básicos y criterios financieros extraordinariamente elementales, eso es difícil de entender proveniente de una organización experimentada.

“O hay un problema de preparación básica de quien formuló esto o hay un problema de mala fe de quien dio a conocer el reporte”, dijo Herrera en un video en Twitter.

En la tercera entrega de la fiscalización a la Cuenta Pública de 2019, la ASF afirmó que el costo por cancelar el Aeropuerto en Texcoco superó los 331 mil millones de pesos, una cifra 232 por ciento más elevada que la planteada por el Gobierno, quien aseguró que la cancelación costó 100 mil millones de pesos.

“El monto dado a conocer sorprendió a propios y extraños por la cantidad tan elevada y por diferir tanto de los números que se habían esgrimido con anterioridad”, señaló el funcionario.

En el reporte de la ASF se presentan costos asociados por la liquidación de la Fibra E, un instrumento emitido en 2018 por 34 mil millones, costos por recompra de bonos por 50 mil millones y cancelación de bonos en circulación por 168 mil millones.

“Ninguno de estos costos existe. En primer lugar, como mencioné estos bonos ya habían sido emitidos, de tal forma que ya eran deuda del Estado mexicano. Los bonos fueron emitidos en cuatro series, dos de esas series fueron emitidas en septiembre de 2016, las otras dos series en septiembre de 2017 y finalmente la Fibra fue emitida en marzo de 2018”, afirmó Herrera.

Sobre los bonos en circulación, detalló que son sólo 4 mil 200 millones de dólares, un poco más de 84 mil millones de pesos. Esto es distinto de la cifra de 168 mil millones de pesos que reporta la ASF.

“Hay un tema de contabilidad financiera muy básica, por la cual estamos extraordinariamente sorprendidos de cómo algún auditor experimentado como lo hay en la Auditoría Superior de la Federación pudo haber cometido un error”, dijo.