Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La violencia que se está presentando en distintos estados del País es preocupante para el sector de turismo y gastronomía, ya que impacta de forma directa a los trabajadores de esta industria, señaló Fernando Martínez, nuevo secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Hotelera y Gastronómica de la República Mexicana.
«El tema de la violencia nos impacta directamente porque somos una industria propinada, significa que un ingreso importante para nosotros es la propina, y esta va emparejada a la cantidad de huéspedes y comensales que tenemos en hoteles, restaurantes y bares.
«Cuando hay violencia, en algún estado o localidad, la gente deja de hacer vida social, y eso impacta al bolsillo de nuestros agremiados», subrayó en entrevista.
Advirtió que esta industria se encuentra en una etapa de recuperación después de la pandemia, ya que en el primer trimestre del año se reportó 22 por ciento de incremento en las ocupaciones respecto al mismo periodo del 2021. Pero reiteró que es preocupante la ola de violencia que se ha suscitado en varios estados.
«Aunque antes teníamos bien identificados los estados donde la violencia afectaba, como Tamaulipas, hoy es más común verla en distintos estados, y sobre todo las últimas semanas que hemos visto puntos de violencia que se presentan en ciudades importantes como Cancún, que es un referente internacional, pues vemos actos de violencia que nunca antes habíamos visto. Esto nos preocupa porque la industria turística es la tercera fuente de ingreso más importante para el país, después del petróleo y las remesas, debemos ser muy responsables de cuidad nuestra imagen como nación», subrayó.
Francisco Martínez tomó ayer protesta como secretario del Sindicato para los próximos tres años.