Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La colocación de vallas metálicas en los alrededores de Palacio Nacional ante la marcha del 8 de marzo por el Día de la Mujer fue reprobada por colectivos feministas y legisladoras.
Morena en la Comisión de Igualdad de Género del Senado evitó que se abordara el tema.
La presidenta de ese organismo, la morenista Malú Micher, no dio cabida a la propuesta que planteó la panista Kenia López para referirse al “muro” en el recinto.
Micher argumentó que, en la lógica de que se trataba de una sesión extraordinaria, el reglamento señalaba que no era posible modificar el orden del día.
En tanto, usuarios de Twitter, particularmente mujeres, y al menos una colectiva repudiaron la colocación de vallas metálicas, a las cuales llamaron “muro de la vergüenza”.
Advirtieron que esto evidencia no sólo el miedo del Gobierno, sino que a éste le importan más las paredes que la seguridad de las mujeres.
La Colectiva Nacional Feminista (Conafem) “Ningún agresor en el poder”, que se opone a la candidatura de Félix Salgado Macedonio en Guerrero, criticó que se proteja más al Palacio que a las mujeres “de los machos violadores”.
“Tienen miedo porque nosotras ya no tenemos miedo. El muro de la vergüenza y del miedo a las mujeres sin miedo”, tuiteó.
“En México si una mujer aborta va a la cárcel, si un macho viola puede llegar a ser Gobernador. En México los machos misóginos se encuentran en el poder. En México no estamos seguras”.
En un texto publicado en sus redes sociales, la Conafem aseguró que las vallas también son un reflejo de la misoginia del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
“¡Las morras tenemos motivos para gritar, rayar, quemarlo todo! Presidente: Lo vamos a quemar todo”, señaló.