Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante su visita a Guatemala, el Presidente Andrés Manuel López Obrador recriminó ayer la falta de apoyo de parte de Estados Unidos a Centroamérica en el tema de migración, lo que además calificó como inexplicable.
Ante su homólogo guatemalteco, Alejandro Giammattei, manifestó su intención de llevar o compartir los programas sociales de su Administración a países como Honduras, Salvador y Guatemala, al afirmar que abonan contra la desintegración social, la marginación y la negación de derechos efectivos para las mayorías que, dijo, son las causas que han dado origen a la migración y a la delincuencia, a las adicciones y a la violencia.
Sin embargo, señaló que para implementar esta propuesta es indispensable la inversión de Estados Unidos.
«En diversas ocasiones he abordado el asunto con el Presidente Biden, con la vicepresidenta Kamala Harris y con otros funcionarios de Washington. Estoy convencido de que solo con la cooperación internacional lograremos poner punto final al doloroso fenómeno de la migración, que causa mucho dolor, causa muerte», planteó en el patio de la Vida en el Palacio Nacional de Cultura.
«No podemos enfrentar el fenómeno migratorio con puestos fronterizos únicamente o con leyes más severas o con muros con policías, sino conviene estar con seguridad y paz en los puntos de partida de los viajeros en los lugares de origen de los migrantes».
Tras criticar que el Capitolio haya retrasado la entrega de 4 mil millones de dólares que ofrecieron invertir los países centroamericanos, López Obrador reprochó que EU aprobara más de 30 mil millones de dólares para apoyar a Ucrania.
«Hasta el día de hoy, no hay nada, absolutamente nada. Por eso vamos a estar insistiendo respetuosamente en la necesidad de la colaboración de Estados Unidos», dijo.
«Más allá del fenómeno migratorio, estoy convencido de que toda América debe avanzar hacia una integración económica y comercial sin exclusiones, al margen de diferencias ideológicas, y como lo ha expresado varias veces el Presidente Biden, en igualdad entre nuestras naciones, que nadie excluya a nadie», manifestó.
López Obrador presumió los programas sociales de su Gobierno como una opción para evitar la migración y la violencia.
«Estamos convencidos de que atendiendo las causas y los orígenes de la violencia, las bandas delictivas se irán quedando sin jóvenes a los cuales reclutar», insistió.
«Nuestro principal compromiso con los migrantes mexicanos en Estados Unidos es construir un país al que puedan y quieran regresar», señaló.

¡Participa con tu opinión!