José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador abandonó los compromisos internacionales de México sobre cooperación contra el crimen transnacional al no extraditar a Estados Unidos al Presidente venezolano Nicolás Maduro, cuando visitó el País el 17 y 18 de septiembre pasados, acusaron senadores republicanos por Florida.
En una carta enviada al Presidente López Obrador vía la Embajada de México, los senadores Marco Rubio y Rick Scott acusaron que el País violó la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, al no arrestar a Maduro, acusado en EU por narco-terrorismo desde el 2020.
«Nos decepciona que haya recibido a Maduro y haya derogado los compromisos internacionales de México para abordar el crimen organizado transnacional», señalaron los republicanos en una carta de dos cuartillas en poder de Grupo REFORMA.
Recibido en el aeropuerto de la Ciudad de México por el Canciller mexicano Marcelo Ebrard, el Presidente venezolano llegó a México el pasado 17 de septiembre, al parecer sin anuncio previo, para participar al día siguiente en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).
Consultado por Grupo REFORMA, el Departamento de Estado de EU evitó confirmar o negar si la administración del Presidente Joe Biden había hecho una solicitud expresa al Gobierno de López Obrador para arrestar de forma provisional a Maduro con propósitos de extradición durante su estancia en México.
«Como una política de larga data, el Departamento de Estado no comenta sobre solicitudes de extradición, ni siquiera confirmando o negando si se ha realizado una solicitud de extradición», dijo un vocero de la dependencia que solicitó no citar su nombre.
Los senadores Rubio y Scott explicaron en su carta que Maduro enfrenta un proceso criminal en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, donde se le acusa ser la cabeza del llamado Cártel de los Soles y que habría traficado cocaína hacia EU a través del territorio mexicano.
«Por décadas, nuestros países han cooperado contra el nefasto tráfico de narcóticos…Como parte de esa cooperación, México ha sido supremamente receptivo en la extradición de otros criminales involucrados en estos delitos. El narco-dictador Nicolás Maduro no debía ser la excepción», indicaron.
«Como usted conoce, el 26 de marzo de 2020, el Departamento de Justicia de Estados Unidos (DOJ, por sus siglas en inglés) acusó formalmente a Maduro de participar en una conspiración de narcoterrorismo y de conspirar para importar cocaína a los Estados Unidos», precisaron.
Conocida como la Convención de Palermo de 2000, y de la que México y EU son partes, la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional establece en su Artículo 16 que las partes se comprometen a la detención de aquellos sobre los que pesa una solicitud de extradición.