Isabella González
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Canciller Marcelo Ebrard lamentó el silencio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ante las presiones de Donald Trump por contener el flujo de migrantes en tránsito por México.
“México ha sido el país más solidario que hay con la ONU, y no se entiende el silencio en estos días o la no participación”, afirmó durante su comparecencia en el Senado.
“Extrañamos muchas voces los días de presiones más álgidas por las tarifas”, añadió.
En ese sentido, el Canciller anunció que este lunes le enviará una carta al secretario general de la ONU, António Guterres, para que participe en el diseño e implementación de un sistema de gestión migratoria regional.
“Ojalá que no estén ausentes en las semanas que vienen, ahora que vamos a implementar este plan de acción inmediata”, dijo.
“La ONU tiene relativas o relacionadas a la migración cuando al menos 14 agencias, México aporta a las 14, las agencias tienen delegaciones en México que paga México”.
Adelantó que el próximo martes se reunirá con las representaciones en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Niñez (Unicef), la Agencias de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional de Migraciones (OIM) para que ayuden a México a encontrar una solución a los crecientes flujos migratorios que, afirmó, alcanzan las dos millones de personas al año.
“¿Dónde está la comunidad internacional? Que nos ayude en Centroamérica para que tengan opciones las personas. Es una obligación de todos, no nada más de México”, expresó tanto en la conferencia mañanera como en el Senado.
Asimismo, dijo que presentará un documento sobre migración en la cumbre presidencial del G-20, que se celebrará en Osaka, Japón.
“Vamos a presentar un documento a consideración del grupo respecto al asunto que nos ocupa y también a lo que México propone”, manifestó.
“Que se dejen de hacer ojos cerrados a la crisis que tenemos en Centroamérica y la inmensa importancia del flujo migratorio y la regulación del flujo migratorio y los apoyos necesarios para esto que hemos venido conversando el día de hoy, que es un flujo inmenso”, reprochó.

Expresan solidaridad
El sistema de las Naciones Unidas en México reconoció que el país necesita solidaridad internacional para resolver la crisis por los inéditos flujos migratorios.
Luego de que el Canciller Marcelo Ebrard lamentara el silencio de la ONU ante las presiones del Presidente Donald Trump, el organismo expresó su disposición para seguir trabajando de manera coordinada para apoyar la gestión regular y ordenada de los flujos migratorios.
“México, como país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes y refugiados, se encuentra en una situación compleja y que exige solidaridad internacional”, indicó en un comunicado.