Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La organización internacional Artículo 19 consideró que la intervención del Presidente Andrés Manuel López Obrador para restringir el financiamiento a Organizaciones de la Sociedad Civil es una medida autoritaria contra el derecho de asociación y defensa de derechos humanos.
En un comunicado, la ONG indicó que el discurso de criminalización y estigmatización que promueve el titular del Ejecutivo se replica en todos los niveles de gobierno y constituye un mecanismo distractor ante la incapacidad de responder a la violencia contra la prensa y resolver la crisis de derechos humanos que vive el País.
“Preocupa que, en esta ocasión, el Presidente pretenda intervenir para que se restrinjan financiamientos de la cooperación internacional a las ONG, lo cual representa un claro revés autoritario contra el derecho de asociación y la defensa de los derechos humanos”, señaló.
La cooperación internacional, resaltó, ha sido una herramienta importante en el financiamiento de la defensa de derechos y la construcción democrática en todo el mundo.
Durante su conferencia matutina, ayer López Obrador dio a conocer la nota diplomática que la Cancillería envió a la Embajada de Estados Unidos en México en la que le pide que cese de donar recursos a MCCI al considerar que su fundador Claudio X González Guajardo –quien salió de la organización en julio de 2020– se dedica a actividades políticas y es opositor a su Gobierno.
También acusó a Artículo 19 de recibir financiamiento del gobierno de Estados Unidos y dijo que que el actual encargado del área de prensa de MCCI anteriormente fungió como director de Artículo 19 en México.
En su comunicado, Artículo 19 señaló que es una organización independiente y apartidista, fundada en 1987 en Reino Unido para defender los derechos a la libertad de expresión y a la información, y que desde 2006 tiene una Oficina para México y Centroamérica.
La ONG consideró que López Obrador recurre a la distorsión y a la desinformación para atacar la labor de defensa de derechos humanos que lleva a cabo y, al mismo tiempo, guarda silencio por la espiral ascendente de violencia contra la prensa.
“En 2020, Artículo 19 documentó 692 agresiones contra la prensa, un incremento del 13.6% respecto al año anterior. El 49.5% fueron cometidas por agentes del Estado (funcionarios/as públicos/as, fuerzas de seguridad civiles y armadas), manteniéndose como los principales agresores de periodistas en México.
“Desde el inicio de su Gobierno 18 periodistas han sido asesinados/as en posible vínculo con su trabajo. El más reciente, Benjamín Morales, fue asesinado hace tan sólo unos días, el 3 de mayo (Día Mundial de la Libertad de Prensa), en Sonoyta, Sonora”, informó.