Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó la oposición que existe a sus proyectos como el Nuevo Aeropuerto en Santa Lucía, el Tren Maya o la Refinería en Dos Bocas, obras que se han retrasado por no cumplir con los requisitos legales o los estudios ambientales.

“Ahora todo (se protesta), que voy a hacer el Nuevo Aeropuerto en Santa Lucía: llueven los amparos; que se va a hacer el Tren Maya: llueven los amparos; que se va a hacer la refinería para dejar de comprar la gasolina en el extranjero: llueven los amparos”, se quejó en un discurso en el Hospital Rural de Ocosingo, Chiapas.

“Antes no protestaban cuando se robaban el dinero del pueblo, ahora ya protestan en contra de nosotros. ¡Si nosotros somos el pueblo, si nosotros surgimos del pueblo, si nosotros no somos rateros! ¡Que vayan a protestar y que vayan a reclamarle a los que se dedicaban a saquear, no a nosotros!”.

López Obrador se refirió a la oposición a sus obras debido al proyecto de mejoramiento de la carretera de Palenque a San Cristóbal.

Según el Presidente, le había prometido al Gobernador chiapaneco, Rutilio Escandón, que habría presupuesto si conseguía los derechos de vía, pero han tardado ya mucho.

Ante lo difícil de conseguir los derechos de vía para un nuevo trazo de la carretera, el Presidente propuso ampliar la que ya existen y crear miradores para la venta de artesanías.

“Vamos a buscar la manera de modernizarla ya para no estar pensando en el nuevo trazo, mejor vamos a ampliar la que ya se tiene, modernizarla y así resolver para hacer menos tiempo”, dijo.

El discurso de López Obrador fue parte de su nueva gira nacional ahora por hospitales del IMSS.