Rebeca Herrejón
Agencia Reforma

GUADALAJARA, JAL.-Durante su visita a Sinaloa, y al hablar de los apoyos a campesinos, el Presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó que su política de atender a “los de abajo”, sea considerada comunismo.

“Se tiene que apoyar a los más pobres, por el bien de todos: primero los pobres y empezamos de abajo hacia arriba”, dijo, al referirse a los apoyos de mil 600 millones de pesos para pequeños productores de trigo y maíz en Sinaloa.

“Darle la mano al que se quedó atrás para que se empareje; eso tiene que ver con todas las doctrinas de la humanidad.

“Por este pensamiento hay algunos que dicen que estamos estableciendo el comunismo. Se lo atribuyen a un eclesiástico mexicano, que no sé si sea cierto que haya dicho esto que íbamos a establecer el comunismo”, indicó el Mandatario en su visita a Sinaloa.

El viernes pasado, MURAL publicó que a través del Semanario, el órgano oficial de información de la Arquidiócesis de Guadalajara, el Cardenal emérito Juan Sandoval Íñiguez afirmó que el Gobierno federal promovía la ideología de género, además de controlar ideas, educación y economía, y estaría conduciendo al País a un régimen comunista.

“Ésta es la realidad que se aproxima para México, con la pasividad nuestra porque no captamos la gravedad del problema. ¿Cómo está Cuba, China, Nicaragua, Venezuela?

“Ahora vienen tras nosotros, queriendo implantar el comunismo”, afirmó Sandoval en un artículo con una ilustración del rostro de AMLO junto al símbolo comunista.

En respuesta, el Presidente aludió a una frase del Papa Francisco: “Defender al pobre no es ser comunista, es el centro del evangelio”, y reiteró que su Gobierno busca una transformación, que afectaría intereses.

“Ya tenemos que aceptar que vivimos una etapa nueva, que vamos a una transformación, que ya no se puede estar pensando de la misma forma. No se puede poner vino nuevo en botellas viejas”

“Yo entiendo: hay quienes ven afectados sus intereses, pero ya no podíamos seguir como estábamos. Ya no podía seguir el Gobierno secuestrado, tomado, al servicio de una minoría, dándole la espalda al pueblo”.

El Mandatario afirmó que en el cambio no van a faltar medicamentos -aunque actualmente hay una crisis por fármacos oncológicos infantiles-, y que seguirá apoyando a las personas, gracias a unas finanzas públicas que calificó como sanas.