Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaría de Salud reportó ayer 28 mil 953 casos más de Covid-19, la cifra más alta registrada en una jornada en toda la pandemia.
De acuerdo con la UNAM, el pasado 8 de agosto se registraron 22 mil 600 casos y el 10 de enero, el anterior pico, se sumaron 20 mil 800 positivos.
El número de defunciones por Covid-19 en México también sigue siendo elevado, sólo ayer alcanzó los 940 casos, lo cual indica el nivel de riesgo que aún persiste, pero como hay un alto contagio de coronavirus, se da un proceso de “disolución” de los fallecimientos, advirtieron especialistas
El mayor pico, según las cifras de la UNAM, se registró el 19 de enero, con mil 500 decesos en una jornada.
Malaquías López Cervantes, experto en Salud Pública de la UNAM, indicó que hay menos muertes de las que habría si no se hubiera emprendido la campaña de vacunación, pero advirtió que en las actuales circunstancias el País continúa teniendo el “máximo posible” de fallecimientos.
Gustavo Oláiz, coordinador del Centro de Investigación en Políticas, Población y Salud de la UNAM, aseveró que al ocurrir los casos en población más joven el riesgo de muerte disminuye, pero no desaparece.
Sostuvo que México apenas va a alcanzar el 25 por ciento de la población vacunada a dos dosis, por lo que aún falta una proporción muy importante que no tiene la protección que confiere el biológico.
En tanto el número de infecciones ha subido a causa de la variante Delta.
“El virus circula con mayor facilidad, pues es más infectivo que las cepas originales y mucha gente con casos leves son transmisores de la enfermedad, que al encontrar población no vacunada o con esquemas incompletos, puede presentar casos graves”, advirtió.
“A corto plazo el número de casos seguirá siendo elevado, igual que en número de enfermos graves y defunciones por las condiciones ya señaladas. Este virus se comporta en forma diferente a otros de su tipo, pues no tiene una estacionalidad clara; sin embargo, conforme se acerque el invierno se puede esperar un riesgo mayor”.
El experto dijo que la posibilidad de una “inmunidad de rebaño” se desvanece, por lo que las medidas individuales y la disciplina seguirán siendo indispensables.