Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó ayer sobre los avances del proyecto de la cédula de identidad única.
“El avance que tenemos desde la Secretaría de Gobernación, empujando con ahínco para que todas y todos los mexicanos tengan su cédula de identidad única, que eso también es la CURP y que también, como ustedes vieron, la importancia de la CURP”, dijo en la conferencia mañanera.
El pasado 3 de diciembre, la Cámara de Diputados aprobó la expedición de una nueva Ley General de Población que obliga al Ejecutivo federal a establecer un Registro Nacional de Población basado en datos biométricos.
El dictamen indica que la CURP será gratuita y tendrá carácter de documento oficial de identificación, aunque mientras eso ocurre, la credencial para votar con fotografía seguirá siendo considerada como documento oficial de identificación nacional.

‘Envejecimiento’
Al participar en una conferencia sobre los usos del Censo de Población y Vivienda, Sánchez Cordero mencionó que esta información es como un “espejo que nos refleja como sociedad”.
Destacó que el Censo 2020 muestra que el país está en un proceso de envejecimiento relativo, ya que la edad promedio es de 29 años.
“El llamado bono demográfico entendido como la ventaja de contar con población menor a 30 años, está por agotarse”, advirtió.
Consideró que las tasas de natalidad y fertilidad muestran que es momento de actualizar la Ley General de Población y las políticas públicas para que correspondan a la realidad.
En tanto, Julio Santaella, presidente del Inegi, resaltó que una población de 126 millones implica un crecimiento demográfico del 1.2 por ciento en 10 años. Es decir, una disminución con respecto al 3 por ciento observada en los años sesenta.
En la composición por sexo mencionó que el 51.2 por ciento son mujeres (64 millones, 540 mil 634 y 48.8 por ciento, hombres (61 millones 473 390), con diferencias en los estados de la República.
“México vive un periodo de envejecimiento”, corroboró, con una mayor proporción de personas mayores de 30 años y una menor proporción de menores a los 29 años.
Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, indicó que al terminar el proceso comicial en marcha, de actualizará la nueva geografía electoral mediante el trazo de una nueva distritación federal y local, la cual tendrá como base los resultados del Censo.
“Se trata de que cada representante sea elegido por una cantidad similar de habitantes y que represente a un número similar de mexicanas y mexicanos. De ello depende un principio básico de la democracia que el voto de cada ciudadana y ciudadano tenga el mismo grado de influencia en las decisiones colectivas”, precisó.
El Censo 2020 señala que la población total del país es ahora de más de 126 millones de personas, 13.6 millones más que en 2010, por lo que la nueva media nacional para los distritos electorales aumentará a 420 mil personas por distrito.