Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Las agencias funerarias del País incrementaron sus servicios entre un 33 y 47 por ciento en mayo respecto a febrero, el mes previo a que iniciara la emergencia sanitaria provocada por la Covid-19, de acuerdo con el Inegi.

El Instituto dio a conocer en un comunicado los resultados de la Encuesta Nacional de Agencias Funerarias ante Covid-19 (ENAF), según la cual, en promedio, las empresas grandes prestaron durante febrero 351 servicios, mientras que en mayo sumaron 516.

En el caso de las agencias pequeñas, añadió, en promedio prestaron 12 servicios funerarios en febrero y 16 en mayo.

Las entrevistas, explicó el Inegi, se realizaron entre el 25 de mayo y 12 de junio de 2020, y contemplaron una muestra de 474 empresas de servicios funerarios, de las cuales se obtuvieron 324 cuestionarios con información.

“Cuatro de cada diez empresas realizaron cambios en la duración de la velación de cuerpos, 27.1% aplicó cambios en los trámites, 26.7% modificó los tiempos de espera, 12.5% negó la prestación del servicio y 38% realizó otro tipo de cambios. Asimismo, poco más de la quinta parte de las empresas no realizó ninguna modificación en la manera en que prestan el servicio funerario”, precisó.

Pese a los incrementos en los servicios prestados, la mitad de las empresas reportaron que los ingresos totales permanecieron sin cambios durante la contingencia, en un tercio disminuyeron y en un 17.1 por ciento aumentaron.

Además, nueve de cada 10 empresas realizaron cambios en los protocolos para el manejo de cuerpos por muertes relacionadas con Covid-19 en abril o mayo de 2020.

El Inegi también realizó la Encuesta sobre el Impacto Económico generado por Covid-19 (ECOVID-IE) y la Encuesta Telefónica sobre Covid-19 y Mercado Laboral (ECOVID-ML).

De la primera, expuso el Instituto, se obtuvo que el 93.2 por ciento de las empresas registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia sanitaria.

La mayor afectación fue la disminución de los ingresos, con 91.3 por ciento, seguida de la baja demanda, que a nivel nacional se reportó en 72.6 por ciento de las empresas consultadas.

“Solo 7.8% obtuvo algún tipo de apoyo, mientras que el resto (92.2%) no recibió ayuda de ninguna índole. La mayor parte de los apoyos que obtuvieron las empresas (88.8%) provinieron de los Gobiernos (federal, estatal o municipal). La causa principal para no recibir apoyos fue porque no tenían conocimiento, con 37.4 por ciento”, detalló.

La ECOVID-ML, añadió, permitió conocer que en 30.4 por ciento de las viviendas algún integrante perdió su trabajo por la pandemia y en 65.1 por ciento sus ingresos disminuyeron durante la contingencia.

“En abril de 2020, se estiman 32.9 millones de personas ocupadas, de las cuales 23.5% trabajó desde su casa, 30.3% no trabajó las horas habituales, 46.1% disminuyó su ingreso y 21.8% estuvieron ausentes temporalmente de su trabajo manteniendo un vínculo laboral”, afirmó.