César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El gasto militar llegó a su máximo histórico en 2020, mientras que el destinado a la seguridad pública tuvo su nivel más bajo en los últimos 12 años, de acuerdo con el análisis del Índice de Paz México.
El año pasado también disminuyeron los recursos destinados al sistema judicial, una tendencia que preocupa al Instituto para la Economía y la Paz (IEP), que elabora el reporte.
“El gasto en las Fuerzas Armadas es actualmente de 140 mil millones de pesos, el más alto registrado, los mayores niveles de gasto coinciden con el mayor uso del Ejército para combatir los crímenes de la delincuencia organizada”, indica el informe.
“México gastó el 0.73 por ciento de su PIB en el sistema judicial y la seguridad pública en 2020, menos de la mitad del promedio de la OCDE”.
Al respecto, Carlos Juárez, director del IEP en México, señaló que el uso de militares es una tendencia contraria a las recomendaciones para la contención de la violencia.
“Vemos con preocupación una tendencia de los últimos 6 años de apostarle a la inversión en Fuerzas Armadas”, comentó.
“Las respuestas tienen que estar en fuerzas civiles, por eso llama la atención esta tendencia contraria a lo que se recomienda”.
De acuerdo con el índice de Paz México, países como Guatemala, Perú, Honduras, El Salvador y Jamaica gastan más porcentaje de su PIB en los sistemas de seguridad pública y de justicia que México.
“Cuando analizamos que el resto de los países en Latinoamérica invierten más que nosotros como porcentaje de su PIB, podemos inferir que algo no está bien ponderado en México”, refirió Juárez.
“Definitivamente necesitamos invertir más en el sistema de seguridad pública y en el sistema de justicia”.