Katia Diéguez
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- La Arquidiócesis de Guadalajara registró un nuevo caso de acoso sexual infantil, para acumular cuatro que reporta el Cardenal Francisco Robles Ortega.
Según el purpurado, el caso se detectó este mes, contra una menor de 16 años en Guadalajara.
Ante ello, ya iniciaron las acciones de atención y prevención propias al interior de la Iglesia, que consisten en retirar inmediatamente al sacerdote de su ejercicio ministerial, iniciar una investigación y enviar los resultados a Roma, para que dicten una sentencia.
Además, dieron aviso también a las autoridades del Estado para que la Fiscalía investigue y dicte las acciones que considere necesarias.
“En este tema la Iglesia ha establecido muchos protocolos no sólo para prevenir, sino para enfrentar aquellos casos comprobados. Se sigue aplicando el principio de tolerancia cero”, comentó el Arzobispo de Guadalajara.
Grupo REFORMA ha publicado desde febrero los reportes de Robles Ortega, quien hasta el mes pasado contabilizaba a tres sacerdotes señalados por presunto acoso y abuso sexual.
Uno de ellos fue un presbítero de Ameca detenido por la Fiscalía y quien fue puesto en libertad tras pagar una fianza.
De acuerdo con el Cardenal, la mayoría de los casos están a la espera de las acciones y decisiones de las autoridades policiales, pero siempre se han interpuesto las denuncias necesarias.
El 9 de mayo pasado, el Papa Francisco aprobó una ley que obliga a las diócesis a reportar todos los casos de abuso sexual del clero y facilitar las denuncias, además de instaurar un sistema para recibir dichas denuncias de forma confidencial.