Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En su tercer informe trimestral sobre el ejercicio del gasto de 2019, la Secretaría de Bienestar reportó que, al 30 de septiembre, los afiliados al programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores sumaban 8 millones 55 mil 472.
La cifra representaba el 90.9 por ciento de la población potencial y el 95 por ciento de la población objetivo.
La Secretaría incluye en la población objetivo a los indígenas de 65 años o más, a los adultos de 68 años o más y a los de 65 a 67 años incorporados en el Padrón Activo de Beneficiarios del Programa Pensión para Adultos Mayores activos a diciembre de 2018.
El informe explica que las delegaciones de Programas para el Desarrollo llevan a cabo el registro estatal de todas las personas que cumplan con los criterios de elegibilidad y con los requisitos de acceso establecidos en las Reglas de Operación.
Los requisitos consisten básicamente en la presentación de un documento de identidad, CURP y comprobante de domicilio.
Las propias delegaciones, en coordinación con la Dirección General de Atención a Grupos Prioritarios (DGAGP), señala el informe, realizan la entrega del apoyo económico a los beneficiarios mediante tarjeta bancaria o en efectivo.
El programa reparte apoyos económicos por un monto mensual de mil 275 pesos, mediante entregas bimestrales.
Al 30 de septiembre, 4 millones 865 beneficiarios estaban registrados para recibir el apoyo mediante transferencia electrónica y 3 millones 190 mil lo estaban para recibirlo en efectivo.
«Durante el proceso de atención, los beneficiarios reciben un trato digno, respetuoso, con calidad, equitativo y sin discriminación alguna», sostiene el informe.