Oscar Uscanga
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- David Monreal tomó posesión ayer como Gobernador de Zacatecas para el periodo 2021-2027, en momentos en que la entidad se encuentra inmersa en una ola de violencia peor a las de Baja California, Colima, Chihuahua y Guanajuato.
En la sede del Palacio de Gobierno, el morenista señaló que la violencia se ha incrementado, pero también acusó que las arcas gubernamentales están vacías y no hay recursos para pagar a maestros y a sindicalizados y pensionados del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Zacatecas.
“Recibimos un estado frente a una verdadera emergencia social, nuestra economía, ahora fuertemente golpeada por la pandemia, ha estado estancada en los últimos 11 años, el gobierno no tiene recursos ni siquiera para lo más elemental, el retiro de las personas adultas mayores no está garantizado, el único instituto de seguridad social, el ISSSTEZAC, después de haber sido criminalmente saqueado, desfondado, está en quiebra.
“La seguridad pública se encuentra en su peor momento y los salarios apenas alcanzan para sobrevivir, los fondos para la educación no se han cubierto y hay muchas deudas por pagar, incluso no hay recurso económico para solventar el pago de salario de la próxima semana; esa es la realidad de Zacatecas”, advirtió.
Entre los asistentes al evento, realizado al mediodía del domingo en la capital zacatecana, estuvieron el Canciller Marcelo Ebrard y los dirigentes de Morena, Mario Delgado, y PT, Alberto Anaya, así como y los hermanos del nuevo mandatario: el senador Ricardo Monreal y el alcalde de Fresnillo, Saúl Monreal.
También asistieron Arturo Nahle, presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado y hermano de la Secretaria de Energía, Rocío Nahle; los senadores Olga Sánchez Cordero, Eduardo Ramírez, José Narro, Nestora Salgado, Armando Guadiana, Eruviel Ávila, Gabriel García, Rocío Abreu, Raúl Bolaños y Bertha Caraveo.
Monreal señaló que para lograr un Zacatecas más próspero y trabajador, su gobierno tomará las mejores medidas.
“La infraestructura carretera se encuentra destruida, el campo abandonado, nuestras deudas rebasan por mucho a nuestros ingresos, las finanzas de los municipios están deshechas; en resumen, nuestro estado agoniza”, agregó ante los gobernadores Martín Orozco, de Aguascalientes; José Rosas Aispuro, de Durango, y los electos Alfredo Bedolla, de Michoacán, y Ricardo Gallardo, de San Luis Potosí.
De acuerdo a cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SENSP), Zacatecas registra de enero a julio una tasa de 52.21 homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, la más alta del país.
Por debajo de esta entidad, están Baja California, con 51.30 homicidios dolosos; Colima, con 40.89; Chihuahua, con 38.73, y Guanajuato, con 35.40.
En el reporte diario de asesinatos de la Federación, se registró también que desde agosto al pasado 10 de septiembre, en Zacatecas asesinaron a por lo menos 323 personas.