Un nuevo sismo de magnitud 6.9 tuvo lugar en la madrugada de este jueves y se percibió en varios estados del país, incluido Aguascalientes, con epicentro al sur de Coalcomán, Michoacán y forma parte de las réplicas del temblor ocurrido el pasado lunes, informó Francisco Javier Aguilar Valdez, integrante del Colegio de Geólogos.

El especialista en movimientos telúricos comentó que el movimiento percibido no es nada anormal y, por el contrario, forma parte de la serie de réplicas que se han suscitado tras el fuerte temblor que se registró el pasado lunes a mediodía, de magnitud 7.7.

“Entre más grandes son los sismos, el número de réplicas es mayor y la magnitud de las réplicas también y pueden ser varias. De hecho es normal que puedan seguir ocurriendo, aunque el tamaño de la réplica puede ir disminuyendo”.

Enfatizó que los temblores que ocurren en Michoacán regularmente se llegan a sentir en Aguascalientes, dado que el movimiento de la tierra viaja en dirección norte y cuando hay eventos grandes, como el que tuvo lugar el pasado lunes 19, se llegan a sentir en nuestra entidad.

“El que ocurrió esta madrugada en el caso de Aguascalientes fue de una menor magnitud y por ende fue poco perceptible, la mayoría de la población no lo sentimos, a pesar de que fue un poco más cerca el epicentro, pero en el Bajío se sintió relativamente fuerte”.

Tras lo anterior, Aguilar Valdez insistió en la necesidad de que se instale cuanto antes una Estación de Monitoreo Sísmico en el Estado. “Es lo que he estado peleando desde hace 20 años ante las autoridades y así sabríamos exactamente de qué intensidad fue el temblor en Aguascalientes. Unos dicen que fue muy fuerte, pero no, la manera de medirlo es con instrumentos, así no habría una discusión de si fue de tal forma u otra. Esa es la ventaja de la sismología, que puede ser medida”.