Benito López
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.-Tras permanecer por 36 horas en las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas, los 652 migrantes centroamericanos asegurados en tráileres en la carretera Victoria-Monterrey fueron retornados.
La caravana viajaba en tres tractocamiones con seis contenedores refrigerados largos, proveniente de Tampico. Había salido de Puebla con destino a Monterrey, Nuevo León.
Al transitar por Ciudad Victoria, alrededor de las 20:00 horas del jueves el convoy fue detectado en el punto de revisión militar instalado en el kilómetro 53 de la vía, a la altura del ejido Oyama, en el municipio de Hidalgo, Tamaulipas.
Mediante un fuerte dispositivo de seguridad implementado por fuerzas federales y estatales, cerca de la medianoche los camiones de carga arribaron a las instalaciones del Complejo de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE).
Entre la caravana de migrantes de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Belice viajaban 349 menores, entre ellos 198 niños no acompañados.
Los centroamericanos fueron encontrados en condiciones de hacinamiento, con falta de aire, sin agua ni comida.
En el cuartel de la SSPE pernoctaron jueves y viernes, donde se instaló un campamento improvisado para su estancia temporal, en espera de ser repatriados a sus países de origen.
Fuentes oficiales informaron que el viernes repatriaron a un grupo de 138 personas; durante la mañana de ayer a otros 274, y después del medio día al resto.
Fueron retornados a bordo de autobuses pagados por el Instituto Nacional de Migración (INM) fuertemente resguardados por agentes estatales y federales hasta Tampico, y de ahí vía aérea o terrestre hacia Tapachula, Chiapas, y después a su país de origen.