Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO:
Un grupo de 61 migrantes de Colombia fueron repatriados por el Gobierno de México voluntariamente como parte del compromiso emanado del Encuentro de Palenque: «Por una vecindad fraterna y con bienestar», que se llevó a cabo el pasado 22 de octubre.

Los migrantes, de los cuales 18 son mujeres y 43 hombres, llegaron ayer al Aeropuerto Internacional El Dorado, en Bogotá, a bordo de un vuelo de la aerolínea Viva Aerobus, que partió del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

«El retorno humanitario de personas en situación irregular se realizó de manera voluntaria y con estricto apego a los derechos humanos y a las leyes migratorias de México y Colombia», señalaron en un comunicado conjunto Gobernación y la Secretaría de Relaciones Exteriores.

La coordinación, señalaron, estuvo a cargo de la Oficina de Representación (OR) del INM en el Estado de México.

De acuerdo con reportes de Colombia, la iniciativa no incluyó núcleos familiares, sino únicamente a migrantes que se encontraban solos en centros de detención.

La medida también ya aplica con otros países como Venezuela, y estaba en negociaciones con el Gobierno de Ecuador hasta el asalto en la sede diplomática en Quito, el pasado 5 de abril.

En el caso de los venezolanos que son deportados, la Canciller Alicia Bárcena informó que México les otorga 660 dólares, además de que buscan que se incorporen a un «programa de bienestar».