La pandemia no ha sido un obstáculo para que los integrantes de la Fundación Gomita den risoterapia a niños con cáncer o bien con Síndrome de Down. Así lo dio a conocer la presidenta de dicha asociación, Brenda Yanet Magdaleno González, quien detalló que han echado mano de la creatividad y los recursos a su alcance para continuar con su labor en apoyo a otras asociaciones civiles, dando risoterapia.
Indicó que la Fundación Gomita está integrada por alrededor de 30 personas, entre enfermeros, psicopedagogos, médicos, contadores, entre otras profesiones, todos involucrados con un mismo fin: llevar sonrisas a las personas que padecen algún tipo de enfermedad o condición especial. Aunque en la actualidad no les permiten hacer su labor de manera presencial. Sin embargo, enfatizó que todavía existen “personas buenas y nobles que le entran a este proyecto” de manera voluntaria. “No recibimos ningún sueldo, todo se basa en los sentimientos y en el corazón”.
Magdaleno González reconoció que este año 2020, la labor de Fundación Gomita ha sido difícil por la pandemia, por lo que su actividad ha disminuido ya que anteriormente atendían de manera presencial a 33 niños y a la fecha lo hacen de manera virtual atendiendo entre 4 a 5 niños a la vez, que son los que se pueden conectar en línea para la risoterapia.

· “Nuestra intención es llevar la terapia en general a todos. (Pero) no toda la gente tiene los recursos económicos para poder conectarse…”
· “Trabajamos con los niños virtualmente llevándoles sonrisas (…) dentro de esa ayuda psicológica también les damos regalos, ayuda económica para sus transportes y sus terapias…”
Brenda Yanet Magdaleno, Fundación Gomita