Francisco de Anda
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- La Auditoría Superior del Estado de Jalisco (ASEJ) enfrenta una nueva denuncia que podría configurar un posible desvío de recursos públicos, luego de que se detectó que al menos tres vehículos particulares se encuentran en reparación en las instalaciones del organismo fiscalizador.
La querella presentada la semana pasada ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y la Unidad Vigilancia del Congreso del Estado refiere que un Audi plata placas JGX-52-08 habría sido reparado del motor en un taller ubicado en las instalaciones de la ASEJ.
En fotografías y videos incluidos en la denuncia, se aprecia el vehículo con parte del motor desarmado en un área que, según personal de la Auditoría, debería utilizarse únicamente para revisiones del parque vehicular del organismo.
El Audi está a nombre de «Consultoría Jurídica y Estrategia Fiscal», según la querella que firma Fernando Echeverría, quien se desempeñó como analista en la ASEJ hasta el 7 de febrero de 2018.
Otra camioneta reparada en la ASEJ es una UAZ Hunter, marca de origen ruso, color plata con placas JPW-6563, que tampoco pertenece a la institución. El tercer auto referido es un Volkswagen color tinto.