Para explicar lo que significa el egreso público hay quienes la comparan con el traje de un arlequín, al que lo “estiran” o le cambian y le quitan parches para que siempre esté en su nivel justo, lo que trasladado a la distribución financiera es necesario arrancarle a un programa parte de su inversión para dárselo a otro, o de plano cancelarlo cuando la situación hace difícil captar recursos, lo que siempre deja una sensación de amargura en aquellos que fueron sacrificados, pero en lo que cabe es la única manera de encontrar un equilibrio.

Es justamente lo que recomienda el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo, al considerar que debido a la reducción en el presupuesto federal que recibirá Aguascalientes en 2021, se tienen que hacer una serie de cambios al presupuesto estatal, dándole prioridad a los renglones de salud y economía, que son los que regirán  primordialmente durante el próximo ciclo.

Un verdadero problema enfrentará la entidad en función de que el gobierno lópezobradorista realizó varios ajustes al gasto nacional, por lo que sólo en el tema de salud habrá un recorte de 301 millones de pesos, perjudicando a los programas de prevención y control de enfermedades, prevención y control de sobrepeso y obesidad, en seguridad laboral, del seguro popular, en vigilancia epidemiológica y a la población sin seguridad social.

Es una situación muy delicada que obligará al gobierno del estado a entrarle de manera suplementaria, lo que no va a ser una tarea fácil ya que los recursos con que cuenta son limitados, pero tendrá que buscar la manera de atender al mayor número de los habitantes que son usuarios de esos programas o tienen que ser atendidos de forma directa.

Lo descrito no es todo, porque a decir de Gil Gordillo, en el renglón económico se afectará a los programas de empleo, bienestar, de niños y niñas y de manera especial al de hijos de madres trabajadoras, recurso que desaparece, lo mismo que en el ramo de obras públicas, al impactar infraestructura, caminos rurales, carreteras y conservación  de carretera, a lo que no se destinó un solo peso, no obstante que es un detonante de la industria de la construcción y una empleadora a gran escala.

En un verdadero berenjenal ha metido la Federación a Aguascalientes,  ya que el hecho de haber modificado las acciones previstas, que ya eran del conocimiento de los beneficiados, deja un mal sabor de boca, por lo que ahora habrá que explicarles la situación y considerar qué se puede hacer a partir de los cambios que tengan lugar en el presupuesto estatal.

El líder de los economistas recalcó que  el Estado debe buscar ser subsidiario con esos sectores y aunque no es lo deseable, podrá analizarse en contratar deuda y de hacerlo tener perfectamente delineado en qué se va a utilizar, que podría ser, principalmente a salud, economía e infraestructura, en ese orden.

Igualmente, el Colegio de Economistas sugiere que se hagan recortes a las partidas previstas para la Feria Nacional de San Marcos, Festival de las Calaveras y Programa de Modernización Administrativa, entre otros, lo que permitirá cambiar la dirección por cerca de 1,000 millones de pesos

INGRATITUD

La malhadada pandemia ha dejado al descubierto la entrega y sacrificio sin límites del personal del sector salud, lo que es reconocido en cada país con homenajes de autoridades y ciudadanos, que no se cansan de expresar su admiración y reconocimiento, ya que a expensas de sus propias vidas no dan un paso atrás.

Lo contrastante es con los profesores, que también han estado al pie del cañón al destinar casi todo el día a la atención de los niños y jóvenes y varios de ellos han fallecido víctimas del coronavirus sin que reciban el homenaje que merecen, aún cuando el mal pudo haberse contraído en alguna de sus visitas a los alumnos.

Por regla general los docentes tienen un horario de labores, lo cual cambió a raíz de la desgracia sanitaria, ya que las clases se llevan a cabo vía internet o televisión y deben estar disponibles a cualquier hora para orientar y explicar a sus discípulos y luego calificar los trabajos, pero muchas veces deben acudir a los domicilios para tener una mayor efectividad

El secretario general de la Sección Uno del SNTE, Ramón García Alvizo, señaló que maestras y maestros “se encuentran trabajando al triple” para ocuparse de los educandos y los padres de familia, lo que inevitablemente genera trastornos orgánicos, como ansiedad y cansancio, “pero no echan para atrás” a sabiendas que esto seguirá así hasta diciembre o más adelante.

Acentuó que el profesorado atiende por la mañana, al mediodía y por la tarde, lo que significa que tiene un horario ampliado, de ahí que al ser algo tan intenso ya quieren regresar a sus tareas habituales, esto es, de manera presencial, sin embargo el dirigente consideró que al menos en el actual semestre seguirá igual.

Lo deseable es que a la mayor brevedad se tenga la vacuna que con tanto ahínco pretenden alcanzar varios países, de manera que se tenga total seguridad de que ya no habrá contagio entre colegiales y preceptores.

Lo que se hace actualmente, apuntó García Alvizo, es que los mentores reciban cursos para saber manejar el estrés, la ansiedad y en general la parte emocional, con lo que puedan mantenerse lo más sereno posible y así puedan desempeñar de mejor manera sus labores educativas en línea.

Desde la comodidad de su oficina, el dirigente seccional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación subrayó que “hasta el momento no se ha registrado ningún caso de maestros que quieran tirar la toalla por el exceso de trabajo, por el contrario han buscado diferentes estrategias para facilitar la actividad educativa con sus grupos, acercarse a estudiantes de los diferentes niveles de preescolar, primaria y secundaria. El magisterio está comprometido a dar lo mejor de sí”.

Mencionó que también se trabaja con el Instituto de Educación para llegar a un convenio que asegure apoyar al profesorado con equipo tecnológico y así facilitarles su misión, en este sentido consideró que el 40% de los 18,000 trabajadores del IEA no cuentan con ningún equipo tecnológico y lo que hacen es trabajar a través de cuadernillos, que por parte de los oyentes hay un número importante que también carece de computadora, considerándose que el 50% de los que habitan en los municipios fuera de la capital no cuentan con esta tecnología, hecho que hace difícil la función de los maestros.

Hasta la fecha ninguna autoridad estatal y municipal y tampoco del IEA han hecho un reconocimiento amplio a los pedagogos, sólo en esporádicas ocasiones hay alguna expresión que al ser aislada carece de fuerza, no obstante que es un gremio que hoy por hoy hace mucho más de lo que en esencia le corresponde.

VACÍO DE SÍMBOLOS

La reinauguración del Centro Deportivo Ferrocarrilero (CDF) contó con la presencia de las máximas autoridades estatales y figuras nacionales del deporte, como la raquetbolista internacional Paola Longoria, lo mismo que directivos del deporte profesional, pero no fueron invitados los practicantes amateurs que llenaron innumerables páginas en estas instalaciones, trátese de beisbolistas, basquetbolistas, futbolistas, tenistas, nadadores y tiradores con arco y flecha. Este lugar fue inaugurado el 13 de agosto de 1959 y formó parte de un programa que abarcó la construcción del Hospital Ferrocarrilero (actualmente Clínica 8 del IMSS), Casa de la Mujer Ferrocarrilera, que se ubicaba en la calle 28 de agosto frente a la avenida Madero y la remodelación del Centro de Capacitación Ferrocarrilera en la Colonia Ferronales. La creación de toda esa infraestructura fue posible por un convenio que firmó el STFRM con la empresa para que el aumento salarial se destinara para ese fin, por lo que en tales condiciones los complejos eran propiedad de los trabajadores no de Ferronales, que en el caso del CDF indebidamente fue transferido al gobierno del estado en el sexenio 1998-2004, con el compromiso que construiría viviendas para los trabajadores de vía que tenían sus casas en la calle 28 de Agosto, em donde está el canal de radio y televisión oficial y que fueron destruidas para tal fin, lo que nunca cumplió.