La Secretaría de Administración del Estado de Aguascalientes ha asumido el control para la regularización del patrimonio inmueble estatal, gracias a la reciente implementación de la nueva Ley de Bienes y la instalación del Comité correspondiente, lo que marca un antes y un después en la gestión de los bienes inmuebles del estado.
Anteriormente, la Dirección de Control Patrimonial estaba adscrita a la Contraloría Estatal, cuya función primordial no es el manejo del registro de bienes inmuebles, sino la supervisión y auditoría de las actividades estatales. Tras reconocer esta discrepancia, la administración actual ha transferido esa área a la Secretaría de Administración, donde se espera una gestión más adecuada y eficiente de los recursos inmuebles estatales.
Raquel Soto Orozco, titular de la Secretaría de Administración, señaló que la tarea de catalogar el vasto número de propiedades del Estado no es menor. Abarca desde viviendas, terrenos destinados a la construcción, hasta edificios emblemáticos como el Palacio de Gobierno, escuelas y hospitales, distribuidos en diversas localidades.
Dijo que esta labor, descrita como «titánica», tiene como objetivo no solo organizar el inventario existente, sino también sentar las bases para una administración patrimonial eficaz y transparente en el futuro.
Con la colaboración de la Consejería Jurídica, se estableció un comité de bienes que operará en conjunto con el Comité de Arquitectura, asegurando que todos los bienes inmuebles pasen por un registro oficial. Este comité no solo se encargará de la regularización del inventario actual, sino que también tomará decisiones críticas sobre el futuro uso y distribución de los bienes, abriendo posibilidades para la edificación y apoyo a iniciativas de la sociedad civil organizada.