Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un grupo de 163 diputados renunció a más de 244 mil 692 pesos de apoyos legislativos durante dos meses y medio, mientras andan en campaña por la reelección consecutiva u otros cargos de elección popular, pues no pedirán licencia.
No obstante, los legisladores seguirán recibiendo un sueldo de casi 75 mil pesos al mes, después de impuestos.
Varios de los que renunciaron a los apoyos no hicieron lo mismo con los recursos que reciben en la Junta de Coordinación Política y como presidentes de comisión o grupos de trabajo, como son el acceso a fondos fijos y pagos de asesores y asistentes.
No renuncian tampoco a los montos, no transparentados, de los apoyos discrecionales que dan los grupos parlamentarios a sus integrantes, como los sobresueldos, porque la dieta está congelada desde hace más de 15 años.
En la sesión del martes se dio lectura a los comunicados de los diputados de todos los partidos que anunciaron su decisión de dejar de recibir las prebendas correspondientes a asistencia legislativa, atención ciudadana, transporte y hospedaje y para el informe anual de actividades legislativas.
La mayoría fijó el plazo comprendido entre el 1 de abril y el 15 de junio, una semana después de la elección del 6 de junio.
Los legisladores reciben al mes, junto con su dieta, 45 mil 786 millones de pesos por Asistencia Legislativa y 28 mil 772 pesos por Atención Ciudadana. Por esos dos conceptos dejarán de recibir 186 mil 395 pesos por dos meses y medio.
La lista de quienes renunciaron a parte de los apoyos la integran 104 diputados de Morena, 26 del PT, diez del PRI, nueve del PAN, siete del PES, tres del PVEM, tres de MC y una del PRD.
En tanto, otros nueve diputados solicitaron licencia para competir por cargos de elección popular.