Érika Hernández 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de tres meses de presumir que renunciaría al 50 por ciento de su financiamiento público en el 2021, que será mayor a 2 mil 177 millones de pesos, Morena pidió al INE quitarle 50 millones de pesos de sus prerrogativas de abril.

El dirigente nacional, Mario Delgado, informó que renunciarán a 800 millones de pesos durante todo el año.

Sin embargo, contrario a la dirigencia anterior que desde un inicio pidió al Instituto quitarle el 70 por ciento de su financiamiento anual del 2020 -lo cual no sucedió por una pugna interna-, ahora fijarán la cantidad a recortar cada mes.

Este año, Morena recibirá mil 636 millones 383 mil pesos para actividades ordinarias, 490 millones 915 mil 147 pesos para gastos de campaña y 50 millones 199 mil 648 pesos para actividades específicas.

“Tal como lo prometimos, el día de hoy devolvemos los primeros 50 millones de pesos de los 800 que habremos de devolver a lo largo de este año para que al gobierno no le falten recursos para comprar, para todas y todos los mexicanos, la vacuna contra el Covid”, explicó Delgado en un video.

“Invito a los otros partidos a que hagan lo mismo, a que demuestren que les importa, aunque sea un poquito, el pueblo de México”.

El Instituto ha informado que el dinero al que renuncian los partidos se devuelve a la Tesorería, pero los partidos no pueden determinar para qué será utilizado.

El Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, informó el martes que ha garantizado vacunas por 44 mil millones de pesos.

El partido está recibiendo al mes alrededor de 181 millones de pesos, de los cuales se descuentan las multas económicas, y después se aplica la petición de recorte. Al ser primera fuerza política en el País, es la que más financiamiento recibe.

Hace unos días, consejeros y partidos criticaron a Morena por presumir en sus spots que el 50 por ciento de sus prerrogativas se destinaba a la vacuna contra el Covid-19, cuando ni siquiera había pedido oficialmente al INE hacerlo.