Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El doctor José Ignacio Santos Preciado presentó su renuncia como secretario del Consejo General de Salubridad, junto con su equipo de colaboradores.
Fuentes de la Secretaría de Salud indicaron que la salida del doctor, se da en el marco de una investigación sobre el proceso de inclusión de medicamentos en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud -a cargo del Consejo-, ya que se presume intervino la industria farmacéutica.
Además, el Secretario Jorge Alcocer, y Santos Preciado, refirieron otras fuentes cercanas a Salud, tuvieron discrepancias sobre la participación equilibrada entre el sector público y privado en materia de política farmacéutica, con la cual no coincide el titular de la Ssa.
También aseguraron que el subsecretario Hugo López-Gatell considera que el área a su cargo duplica las funciones que realiza el Consejo.
Especialistas y legisladores condenaron la renuncia de los funcionarios, ocurrida el miércoles.
«Condenamos el ataque al Consejo de Salubridad General, que ha llevado a la renuncia de su Secretario y equipo. El Dr. Santos Preciado, César Cruz y colaboradores demostraron compromiso con México y se negaron a validar decisiones irresponsables. ¡Todo nuestro respaldo!», publicó en Twitter el diputado Éctor Jaime, secretario de la Comisión de Salud en la Cámara baja.
Afirmaron que uno de los peores errores en el manejo de la pandemia, es la aparición tardía del Consejo, que fue citado 20 días después de que se dio el primero caso de Covid-19 en México, pese a que la Constitución establece que este órgano colegiado debe asumir un rol importante en estas emergencias.
Jaime aseguró que el Consejo de Salubridad General requiere autonomía, ya que debe dictar las medidas para atender emergencias sanitarias; elaborar el Compendio Nacional de Insumos para la Salud y definir las enfermedades de gastos catastróficos que requieren financiamiento.
«El CSG se integra por expertos de diversas áreas de salud. Debe encabezar las medidas que protejan a la población ante emergencias. Con la 4T fue debilitado, para concentrar sus funciones en la Ssa y en López-Gatell. El resultado: un desastre en el manejo de la pandemia», escribió.
Xavier Tello, analista en salud, sostuvo que a Alcocer y al subsecretario Hugo López-Gatell, les estorba el Consejo de Salubridad.
«Simplemente lo emascularon. Le quitaron todo el poder en la pandemia. Le quitaron la capacidad de normar en terapéutica. Le arrebataron funciones como la creación del registro nacional de enfermedades raras», escribió en redes sociales.
«Más que miembros del «equipo» de salud, Santos y su equipo se convirtieron en un obstáculo para los planes de la 4T».
El infectólogo Alejandro Macías indicó que el Consejo es la máxima autoridad sanitaria de México y la renuncia de su secretario es un asunto serio.