Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), obligado a seguir operando por tiempo indefinido, gastará en los próximos meses 30 millones de pesos para renovar pisos en ambas terminales.
Entre julio de 2019 y agosto de 2020, el AICM ya había tenido que licitar tres contratos adicionales para sustituir pisos y dar mantenimiento a banquetas y guarniciones, que sumaron 61.6 millones de pesos.
La empresa EC Remodelación y Mantenimiento, que obtuvo uno de los contratos de 2019, ganó otro el pasado 24 de mayo por 22.5 millones de pesos, IVA incluido, para sustituir 15 mil metros cuadrados de pisos vinílicos y de porcelanato existentes, por piso vinílico de alto tráfico en las terminales Uno y Dos.
Charles Luot & Asociados, en tanto, ganó el 10 de junio un contrato de 7.5 millones para renovar áreas adicionales, 2 mil 500 metros cuadrados con concreto y mil 100 metros con mármol.
Los pisos, en particular los de la zona de salas de abordar de la Terminal Uno, están en condiciones precarias, con grietas, levantamientos y hundimientos evidentes en los pasillos por los que a diario circulan miles de pasajeros y empleados.
A finales de 2014, el AICM contrató a la empresa Constructora Reno 2000, que cobró 83 millones de pesos por colocar, durante 2015, piso vinílico de alto tráfico en 62 mil metros cuadrados de áreas de ambas terminales que, hasta entonces, estaban alfombradas.
A partir de 2016, los pisos recibieron varios mantenimientos, pero para mediados de 2019 empezaron las sustituciones, incluidos 13 mil 500 metros cuadrados de piso vinílico en la Terminal Dos.