Renegociación del Tratado de Libre Comercio no encarecerá alimento para el ganado. Juan Pablo Franco Díaz, presiente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes (UGRA), indicó que existe confianza en el sector, en el sentido de que las importaciones de granos no se verán afectadas con las renegociaciones de los acuerdos comerciales entre México, Estados Unidos y Canadá.
Reconoció que en materia de alimentación del ganado, hay una fuerte dependencia de las importaciones, pues en la actualidad el 50% del grano con el que se alimenta al ganado proviene del vecino país del norte, y la otra mitad es producida en nuestro país.
Juan Pablo Franco comentó que en el sentido inverso, el mercado mexicano resulta muy importante para los productores de forraje en los Estados Unidos, con los cuales se tienen contratos establecidos, por lo que no les convendría echar para atrás un tratado que también les ha traído beneficios, entonces, hay confianza en que no habrá una parálisis en el intercambio comercial agroalimentario.
Asimismo, mencionó que independientemente de las modificaciones en el Tratado de Libre Comercio, es importante optimizar la producción nacional, la cual si bien resulta insuficiente para alimentar al ganado, sí es de muy buena calidad, por lo cual se tendría que tecnificar para que el campo mexicano tenga mejores rendimientos.
Para concluir, el presidente de la UGRA manifestó que para reducir la dependencia para con los Estados Unidos, la Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa) ha iniciado con los diálogos con países sudamericanos, como Argentina y Brasil, para que sean éstos los que abastezcan de granos a los productores nacionales, por lo que, independientemente de lo que suceda con el TLC, habrá mercado para que los productores puedan hacerse del alimento para su ganado.