Cecilia de Santos Velasco
El Heraldo

El director del Instituto de Educación de Aguascalientes, Raúl Silva Perezchica, reconoció ayer que ante los tiempos complejos derivados por la pandemia, la caída del aprovechamiento académico es una realidad que se registrará y que no tendrán las cifras obtenidas hace uno, dos o tres años, y sin duda que éste es uno de los retos que deberán enfrentarse más adelante.
A reserva de que este tema sea revisado a detalle una vez que sea el regreso a clases presencial, en este momento no se pueden aplicar muchas estrategias serias para medir la calidad del aprendizaje, pero se tiene claro que hay un impacto fuerte negativo en el aprovechamiento escolar, recalcó.
Esta realidad no se limita al estado de Aguascalientes, es una constante que reportan los académicos a nivel mundial y abarca dos aspectos, como el aprovechamiento escolar y el impacto emocional en los estudiantes y en los profesores.
Por ello se trabaja para mejorar la calidad de interacción pedagógica y cómo atender la parte emocional de los niños y de los adolescentes, y para ello se labora con los psicólogos en las escuelas secundarias, principalmente, sea a distancia o de modo presencial si la situacion no amerita, aplicando las medidas sanitarias protocolarias.
AMORTIGUANDO EL IMPACTO. El periodo de regularización está previsto una vez que termine la pandemia, será algo remedial para garantizar los aprendizajes elementales y básicos para que los estudiantes los adquieran y eso llevará semanas, no días, enfatizó. Por ese motivo, las autoridades estatales trabajan para que no bajen los recursos en capacitación para que el profesor continúe en su profesionalización y adquiera las competencias para enfrentar en su momento la atención de los retos mencionados.
Del mismo modo, se busca mantener varios programas que han sido interrumpidos por la contingencia como el de la educación bilingüe, el de lectura y el de matemáticas.
Se sabe que habrá una baja en los recursos presupuestales para el ejercicio 2021, pero se trabaja para que los apartados elementales en la educación no se toquen y uno de ellos son las nóminas para mantener a los trabajadores de la educación y ofrecer el servicio educativo, junto con la capacitación y la atención emocional, explicó el funcionario.