CDMX.- Tras experimentar una crisis en la que atravesó problemas de ansiedad y depresión, Carla Morrison pudo encontrar en la música la manera de reencontrarse consigo misma. Ahora, se siente lista para presentar una nueva fase en su carrera y en su vida personal, a la que ha denominado “El renacimiento”.
“Para mí es como una historia de por qué ya no voy a sonar como antes, por qué ya no voy a ser sólo yo con mi guitarra. Ya tengo un sonido más global. Ya quiero hacer mi música, mi arte y mi composición desde otra perspectiva.
“He crecido como mujer, he tenido que hacerme las preguntas difíciles para poder renacer y realmente ser la versión que más me gusta de mi”, compartió Morrison en conferencia.
La ganadora del Grammy Latino comparte que el camino no fue sencillo, pues tuvo que hallar la fuerza para superar la presión del bullying y hasta acoso sexual que sufrió mientras radicaba en México, aprendiendo a amarse y dejar de complacer a los demás. Esto, asegura, quedará reflejado en su nuevo proyecto.
“Ya soy una mujer más segura de mí misma: sé mi valor, lo que me hacía falta, lo que no. He encontrado muchas cosas en mí y quiero que eso se refleje en mi música, no sólo para mí sino también para las mujeres que me siguen, porque sé que tienen ganas de escuchar algo así. Porque yo tengo ganas de escuchar algo así.
“Esto refleja la persona que soy hoy, pero también ayuda a que mi música tenga un propósito mucho más profundo, emocionante, motivante e inspirador”, destacó.
En su nuevo material, Morrison se inclina hacia el pop. Su plan es lanzar música en cuatro entregas de canciones, a las que llama “actos”. En el primero, “Ansiedad”, habla por primera vez abiertamente de este padecimiento. Hoy, la cantante lanzará en plataformas digitales el tema y video “No Me Hables”. (Fernanda Palacios/Agencia Reforma)