Staff
Agencia Reforma

LONDRES, Inglaterra.- Wolverhampton armó una revolución con un segundo tiempo espectacular y derrotó 2-1 al Chelsea en la Jornada 13 de la Premier League y así cortar una racha de dos derrotas al hilo.
La escuadra comandada por Nuno Espírito Santo apeló al corazón y la garra para doblegar a unos Blues, que por el contrario, se mostraron sin alma, pese a que Olivier Giroud, su jugador más importante en esta campaña, les adelantó al 49′, con un zurdazo tras una gran asistencia de Ben Chilwell, para el 1-0.
Tras la anotación de Giroud, Wolverhampton despertó, se ordenó en defensa y asedió el arco custodiado por Edouard Mendy, gracias a que Pedro Neto tomó la responsabilidad para crear las ocasiones de peligro de los locales.
Chelsea lució asustado, se replegó cuidando su único gol y finalmente al 66′ Daniel Podence les echó a perder la fiesta con un tiro cruzado que aprovechó dentro del área tras una asistencia de Owen Otasowie.
Wolverhampton, que no contó con Raúl Jiménez, se creció y bombardeó el área rival en los últimos 20 minutos donde el Chelsea cuidó con uñas y dientes la igualada. Al final, ya en el 95′, Pedro Neto marcó el 2-1 con otro disparo potente, para superar la marca de Kurt Zouma.
Con este resultado, los Lobos escalan al décimo lugar de la clasificación con 20 puntos, en tanto que el Chelsea se mantiene momentáneamente en el quinto puesto con 22 unidades.