Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Médicos y enfermeras, que están en la primera línea de combate al nuevo coronavirus, relatan los momentos que vivieron tras ser diagnosticados con Covid-19.
El doctor Mario Cruz Romero, de la Unidad de Hemodiálisis de Nefrología del Centro Médico Nacional Siglo 21, cuenta que fue un periodo bastante estresante.
“El estrés de conocer como médico todo lo que envuelve esta enfermedad, creo que es lo más estresante. Las primeras semanas que sabes que estás infectado, creo que son las más tormentosas, sabiendo que en cualquier momento te vas a complicar”, refirió quien permaneció un mes aislado.
Por su parte Angélica Paulín Cruz, quien labora en el área de control de medicamentos en el Centro Médico Nacional “La Raza”, tomó la decisión de entrar a ayudar a la zona cero ante la falta de personal y la llegada continua de pacientes contagiados con el virus.
En su primer día en contacto con pacientes el virus entró a su cuerpo. Aunque ya regresó a trabajar, todavía presenta tos y dificultad para respirar.
“Sólo recuerdo que me tosió en la cara y ahí empezó todo”, señala.
Antes de contagiarse, la enfermera María Esther Zaragoza Rodríguez del Hospital General Regional número 46 de Guadalajara, Jalisco, se había puesto un traje para abrazar a su madre.
“Mi mamá lloró, en ese momento también me dio la bendición”, recordó.
Ahora se recupera desde casa. separada de su madre.
Este año, Wilfred Cruz León no soplará las velitas del pastel. Perdió la vida en el Centro Médico Nacional “La Raza”, donde sirvió como enfermero por 20 años. El 15 de junio, cumpliría 49 años.