Laura Elena Rivera Manzanares
El Heraldo

El dejar todo a la voluntad de los ciudadanos, que permanezcan abiertos los antros que prometen sana distancia pero no la garantizan, y la alta movilidad juvenil sin restricciones obligadas, ha llevado a que Aguascalientes haya vuelto al semáforo naranja para que se vuelvan a poner límites en la convivencia social, pero “es una tristeza que no hay empatía social”, lamentó la comunidad médica a través del epidemiólogo Francisco Márquez.
Sobre el tema, el gobernador Martín Orozco Sandoval comentó que “no deberíamos estar en semáforo naranja, pero lo entiendo”, a la vez refirió que se presume que las autoridades federales están valorando datos de 10 días anteriores, justo cuando en esta entidad se tenían los “picos” en contagios y ocupación hospitalaria, pero no es lo que ocurre en la actualidad.
En entrevista radiofónica, el Mandatario insistió que los datos valorados por la Secretaría de Salud son anteriores, pero “ahorita estamos mejor”, ya que precisamente con los datos de aquellas fechas, es que a nivel local se decidió por la semana de Ley Seca y la cancelación del Festival de las Calaveras.
CONTRASTES. Por lo pronto, mientras los médicos consideran que falta firmeza por parte del gobierno y que muestre su autoridad, el mandatario pidió a los ciudadanos tranquilidad de que se está avanzando bien, aunque solicitó que se sigan teniendo los cuidados esenciales para prevenir los contagios, como es la higiene, uso de gel antibacterial, guardar sana distancia cuando sea necesario salir a la calle o al trabajo, y el uso del cubrebocas.
Pero también acudir a tiempo a solicitar atención médica, no esperar a que los síntomas agraven la salud, pues uno de los problemas a los que se enfrentan los médicos es a que los pacientes llegan graves a recibir el servicio y es la causa por la que el nivel de decesos se mantiene alta.
ASÍ VAN LAS CIFRAS. Hasta ayer sábado el informe técnico del ISSEA, reportó:
· 52 nuevos contagios, para alcanzar los 9 mil 359 de marzo a la fecha
· 9 decesos que completan una lista de 734 personas fallecidas por Coronavirus.
· 532 casos activos y 7,557 recuperados.

PACIENTES HOSPITALIZADOS. Particularmente de las 93 camas que tiene el Hospital Hidalgo con ventilador, 34 están ocupadas y de las que están en atención de pacientes con COVID sin auxilio de respirador son 20 de las 107. Son 66 pacientes graves siendo atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social, 5 en el Hospital Hidalgo y 8 en el ISSSTE, en tanto que de los muy graves, se reportaron 29 de Seguro Social, 29 del Hidalgo y 7 en el ISSSTE.