El Centro de Investigación y Docencias Económicas Región Centro presentó ayer los resultados del diagnóstico del modelo pedagógico “Aprende en Casa” que encuestó a 3 mil 588 docentes de escuela básica pública ante la pandemia por COVID-19, el 94% recibió capacitación desde que se implementó esta estrategia.

Las doctoras Yahaira Rodríguez y Yadira Peralta aclararon que la capacitación se centró en cuestiones tecnológicas, el 65% de los encuestados solicitó herramientas para el diseño de sus propios materiales en línea, el 65% requiere capacitación para implementar estrategias de evaluación de aprendizajes en esta modalidad, y el 53% dijo que la necesita para priorizar contenidos curriculares.

Aunque los docentes de Aguascalientes fueron capacitados en el uso de plataformas digitales, sólo el 35% recibió capacitación didáctica y un 20% recibió capacitación emocional.

Sobre la calidad de la educación en esta modalidad, el 66% de los docentes percibe como “buena” su propia práctica de enseñanza en estas circunstancias, el 58% cree que los estudiantes aprenden menos respecto a que si estuvieran en clases presenciales, el 52% cree que las líneas de acción de la estrategia “Aprende en Casa” han sido un buen apoyo para la educación a distancia.

Las líneas de acción más utilizadas para impartir clases a distancias han sido los cuadernillos de trabajo, utilizados por el 63% de los docentes encuestados; el 53% utiliza los programas televisivos, el 41% utiliza canales de YouTube, y el 22% usa el sitio de internet https://aprendeencasa.sep.gob.mx/.

El 88% de los docentes cuenta con internet en casa, aunque sólo el 44% cuenta con un espacio adecuado y adaptado para impartir clases desde su hogar. El acceso a equipo de cómputo es una de las dificultades que los docentes enfrentan, pues el 68% cuenta con una computadora propia, pero el 29% debe compartirla con algún familiar.

El 90% de los docentes encuestados percibe que con la modalidad a distancia trabaja más horas en comparación con la modalidad presencial, el 73% ha experimentado cansancio y abrumación por la cantidad de trabajo, el 80% ha experimentado ansiedad o estrés, el 61% declaró sentir frustración por tener que impartir clases a distancia, mientras que el 34% dijo experimentar tristeza y/o depresión por la situación actual.