Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que sí reiniciaron obras en Tramo 5 del Tren Maya pese a amparos, pero que no hay desacato judicial porque obra es de seguridad nacional.

«Se decidió sobre algunas autoridades y ahora se usó otro procedimiento: que la obra se considerara de seguridad nacional. Ante los jueces se lleva el procedimiento para terminar de demostrar que no hay ningún daño, pero además por ser asunto de seguridad nacional se tomó un acuerdo y es el que se está aplicando.

«No (hay riesgo de que jueces acusen desacato). Hace una semana (se reiniciaron las obras) y se va avanzando», comentó López Obrador.

Ayer, para asegurarse de que no lo frene ningún juicio de amparo, el Gobierno federal declaró al Tren Maya como una obra de seguridad nacional.

Javier May, titular de Fonatur, confirmó que el Consejo de Seguridad Nacional sesionó la semana pasada y determinó que obra está, ahora, bajo la responsabilidad de las Secretarías de Seguridad Pública y Gobernación.

«Sí, así es. En la sesión del Consejo de Seguridad determinaron que es una obra de seguridad nacional, por las vías férreas, y que los interesados, que es la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Gobernación, fueron los que determinaron que la obra se inicie nuevamente», respondió May antes de su participación en la ceremonia del aniversario luctuoso de Benito Juárez.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Presidente López Obrador afirmó que no frenará el Tren Maya ante las exigencias de corruptos y pseudoambientalistas, ya que se trata de una obra que beneficiará al pueblo.

«Alguien hablaba del Tren Maya… ya que tocan el tema, ya se decidió que es un asunto de seguridad nacional. Y que no por los intereses de un grupo de corruptos y pseudoambientalistas vamos a detener una obra que es en beneficio del pueblo.

«Y además el tiempo que llevaba parada estaba significando un alto costo al presupuesto, que es dinero del pueblo. ¿Nada más por intereses políticos de estos conservadores corruptos (la vamos a parar)?, no», dijo.

El titular del Ejecutivo federal consideró que los intereses particulares no pueden estar por encima del interés del pueblo, por lo que prometió que en diciembre de 2023 inaugurará el Tren Maya.

«Son obras públicas y no podemos aceptar que los intereses de grupos, de facciones, se sitúen por encima del interés general. Eso correspondía a la época del neoliberalismo, ahora es el interés del pueblo lo más importante de todo. Vamos a seguir y vamos a cumplir para entregar el Tren Maya en diciembre del año próximo», aseguró.

Al final, López Obrador prefirió no ahondar más en el tema, pues aseveró que han habido filtraciones desde su Gobierno a lo cual llamó una «conspiración».

«No puedo hablar más porque no lo vayan a utilizar los Claudios X., este abogado Cossío… Además, mucha filtración de información, sabía que se iba a tomar un acuerdo y media hora antes presentan los recursos de amparo.

«Estamos trabajando en 4 tramos, pero en este, en el quinto, media hora antes de que se hiciera valer el acuerdo interpusieron (amparo), es una conspiración», agregó.