Eduardo Muñoz de León, coordinador de Protección Civil del Estado, anunció que el proyecto de desconcentración de la dependencia avanza y se espera que esté en pleno funcionamiento para el próximo año. Este proyecto contempla un crecimiento del 70% en la estructura y capacidad operativa de Protección Civil.

Actualmente, la dependencia cuenta con 22 integrantes y planea aumentar su personal a 40, con posibilidades de seguir expandiéndose. Existen dos opciones para la ubicación administrativa de Protección Civil: continuar en la Secretaría de Gobierno o integrarse a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal. Este cambio permitiría acceder a recursos tanto estatales como federales, facilitando una operación más eficiente y centralizada.

Una de las principales novedades del proyecto es la unificación de tres áreas críticas: bomberos, protección civil y paramédicos, similar a la estructura operativa del Municipio Capital, detalló Muñoz de León.

El proyecto también incluiría la adquisición de nuevas unidades, incluyendo ambulancias, que serían gestionadas directamente por Protección Civil, independientemente de otras instituciones como el Instituto de Servicios de Salud del Estado. Actualmente, las ambulancias de atención prehospitalaria están bajo la responsabilidad del ISSEA, mientras que los bomberos pertenecen a la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

El incremento del presupuesto para llevar a cabo este proyecto dependerá de la aprobación final del mismo. La integración de estas tres áreas busca mejorar la respuesta y eficiencia ante emergencias en el estado, beneficiando a la ciudadanía con un servicio más coordinado y robusto, concluyó.