Luego de que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunciara la decisión de regularizar autos “chocolate”, la iniciativa privada en Aguascalientes se proclamó en contra, al considerar que lo anterior podría afectar la generación de empleos principalmente de personas relacionadas con el sector automotriz.

El presidente de la Coparmex, Juan Manuel Ávila, dijo que al igual que la postura del organismo empresarial a nivel nacional, el posicionamiento local va en el sentido de que no se regularicen dichas unidades, las cuales al tratarse de modelos antiguos vendrán a acaparar el mercado. A eso se le debe de sumar el impacto ambiental y afectaciones económicas, luego de que la pretensión del Gobierno Federal representa un acto de evasión fiscal, promoviendo la corrupción e incluso la comisión de otros delitos mediante la utilización de esas unidades.

El líder de la Coparmex en la entidad detalló que esto es una medida sumamente nociva por todas partes, por lo que confió en que las autoridades recapaciten en el tema y con ello se evite correr mayores riesgos de empleos en el sector automotriz.

“Regularizar vehículos irregulares en México, afecta directamente a los fabricantes y autoparteros locales, pero también y sobre todo a los distribuidores automotrices, estamos hablando de empleos y cadena de suministro local que se vería afectada por esta medida”, resaltó.

¡Participa con tu opinión!