Renata Tarragona 
Agencia Reforma

CDMX.- En apego a la reforma al comercio electrónico, la plataforma Airbnb Irlanda se registró ante el SAT para fungir como retenedora de impuestos de sus usuarios y cumplir con sus obligaciones fiscales, dijo Ángel Terral, director para México, Centroamérica y el Caribe.

Para octubre, aseguró, se tendrán en regla todas las disposiciones fiscales para este tipo de negocios, tanto de la compañía como de sus anfitriones, después de los últimos periodos de prueba de su implementación.

El directivo explicó que la plataforma se registró ante el SAT para poder cobrar el IVA y remitirlo a las autoridades.

A partir de julio se cobra el IVA del 16 por ciento sobre la comisión por el uso de la plataforma a viajeros y anfitriones, que para estos últimos es del 3 por ciento por transacción de la propiedad.

Asimismo, se busca alentar a los dueños de los espacios a darse de alta con su RFC mediante una opción de datos fiscales que estará disponible en su perfil en la página y cumplir en lo correspondiente al ISR, que va del 2 al 10 por ciento en función del monto que generen.

Para facilitar a sus anfitriones el cumplimiento de las reglas impositivas, la plataforma de hospedaje lanzó su propio Centro de Recursos Fiscales.

Éste fue desarrollado junto al portal de información fiscal, con el cual les dará acompañamiento en la implementación de la retención de impuestos con contenido y guías.

Además, al proyecto se integraron las startups contables Contalisto, Utax Me y Contabilizate, con paquetes de servicios especiales para que los dueños con propiedades en el sitio de alojamiento las consideren como opciones de ayuda.

Por otro lado, la compañía continúa con la recolección del impuesto sobre hospedaje (ISH) en ocho estados, que a 2019 derivó en la recaudación de 200 millones de pesos, y está en conversaciones para extenderla al resto de la República.